Envío gratuito para pedidos a partir de $350 MXN en CDMX y Área Metropolitana; y a partir de $1,500 MXN para el resto de la República Mexicana.

SECUELAS DEL COVID EN PACIENTES

La mayor parte de la gente que se infecta de Covid-19 se recupera completamente en unas semanas. Sin embargo, aún no hay estudios exactos y las secuelas del Covid-19 pueden persistir durante algún tiempo. Dependiendo en gran parte de la gravedad de la enfermedad y de la atención médica que recibió el paciente. 

Dichos síntomas pueden ser de varios tipos, tanto físicas como psicológicas. Las físicas incluyen el daño de los pulmones, el corazón y el cerebro, lo que aumenta el riesgo de problemas de salud a largo plazo. 

No obstante, no es imposible determinar en este momento si esas posibles secuelas identificadas son temporales o permanentes. Pero, los signos y síntomas más comunes que persisten con el tiempo incluyen:

  • Fatiga
  • Falta de aire al respirar
  • Tos
  • Dolor en las articulaciones
  • Dolor en el pecho

Otros signos y síntomas a largo plazo pueden incluir:

  • Dolor en los músculos o dolor de cabeza
  • Latidos rápidos o fuertes del corazón
  • Pérdida del olfato o del gusto
  • Problemas de memoria, de concentración, o para dormir
  • Erupciones o pérdida del cabello
  • Pérdida parcial de la memoria

Un paciente que no necesitó internamiento puede no presentar ninguna secuela, mientras que un paciente que estuvo internado en terapia intensiva puede tener varias secuelas tanto por la enfermedad como por la inmovilidad durante su tratamiento. Algunas de las consecuencias graves del Covid-19 son las siguientes:  


Dificultad respiratoria

Uno de los primeros estudios de la European Respiratory Journal, sobre la función pulmonar de los pacientes que habían sido dados de alta en China mostró, que la reducción de la capacidad pulmonar era una de las principales consecuencias observadas, incluso entre aquellos que no estaban en estado crítico.

Recientemente, un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association concluyó que, entre 143 pacientes evaluados en Italia, sólo el 12,6% había sido ingresado en cuidados intensivos, pero el 87,4% reportaba la persistencia de al menos un síntoma -entre ellos, fatiga y dificultad respiratoria- más de dos meses después de ser dados de alta.


Fibrosis pulmonar

En los casos más severos, es posible que se produzcan secuelas permanentes, como fibrosis pulmonar, una enfermedad crónica caracterizada por el daño al tejido pulmonar y la formación de cicatrices.

De ahí que el pulmón se expanda menos o con mayor dificultad, con la consecuente pérdida de la eficacia en cuanto al intercambio gaseoso. Junto a la capacidad respiratoria reducida, se produce la disnea y la fatiga.

La fibrosis puede ser causada por una inflamación intensa y extensa que el cuerpo causa para tratar de expulsar al virus del cuerpo. En este caso, es una consecuencia del proceso natural de reparación del tejido dañado.

Pero también puede ser resultado del tratamiento en sí mismo, cuando el paciente está intubado, por ejemplo.


Síndrome post-UCI

El periodo prolongado en el hospital también incrementa las posibilidades de que se produzca otro problema, que afecta a aquellos con infecciones severas: el síndrome post-UCI.

Lejos de ser exclusivo del Covid-19, este tipo de daño caracteriza a otros muchos síndromes de respiración severos.

Aunque una particularidad del nuevo coronavirus es el hecho de que el intervalo de hospitalización para pacientes contagiados de la enfermedad es habitualmente mayor, lo que aumenta la probabilidad de la aparición de este tipo de secuela.

El síndrome post-UCI puede incluir la pérdida de fuerza muscular, cambios en la fuerza motora o sensibilidad debido a la disfunción del nervio, a la depresión, ansiedad, cambios cognitivos, deterioro de la memoria y de la capacidad para razonar.


Riñones y corazón

Un estudio reciente, realizado en Alemania halló que, de 100 pacientes recuperados, el 78% registró algún tipo de anomalía en el corazón más de dos meses después de ser dado de alta.


En el caso de los riñones, la evidencia muestra una alta incidencia de agotamiento entre los casos más graves de covid-19.


Cerebro

La incidencia de una serie de síntomas neurológicos, que van desde la confusión mental al deterioro cognitivo o el delirio, también ha sido documentada entre pacientes con el nuevo coronavirus. Los médicos que advierten de los efectos que el Covid-19 puede tener en el cerebro


Un estudio reciente de la University College de Londres puso el foco en un caso de encefalitis severo y raro que ha afectado a algunos pacientes con Covid-19, la encefalomielitis diseminada aguda. Otra complicación neurológica que los médicos han identificado en pacientes con casos severos es la incidencia de apoplejías.


Sistema vascular

Actualmente se sabe que derivado de procesos inflamatorios en el sistema cardiovascular, el Covid-19 aumenta la tendencia de la sangre a coagularse. Tanto que un fragmento de proteína usado para el diagnóstico de la trombosis, el dímero D, se convirtió en una señal de la gravedad de la enfermedad.

La coagulación incontrolada puede llevar a la trombosis venosa o bloqueo de una vía sanguínea, que puede llevar a que se produzca un derrame cerebral, una embolia pulmonar o necrosis de las extremidades, llevando a la necesidad de amputación, que también se ha dado en pacientes con Covid-19.

Otras partes del cuerpo afectadas por los coágulos sanguíneos incluyen los pulmones, las piernas, el hígado y los riñones. El Covid-19 también puede debilitar los vasos sanguíneos y hacer que tengan fugas, lo que contribuye a problemas posiblemente duraderos con el hígado y los riñones.


Problemas de estado de ánimo y de fatiga

Las personas con síntomas graves de Covid-19 con frecuencia necesitan tratamiento en la unidad de cuidado intensivo de un hospital, con asistencia mecánica, como la de un respirador, para respirar. O bien, al estar hospitalizados ven morir a mucha gente por la misma enfermedad, no pueden ver a sus familiares y no saben cómo se encuentran estos. 

Simplemente sobrevivir esta experiencia puede hacer que, más tarde, una persona tenga más posibilidades de desarrollar síndrome de estrés postraumático, depresión, y ansiedad.


Conclusiones

Es importante recordar que la mayoría de la gente contagiada de Covid-19 se recupera rápidamente. Pero las posibles secuelas hacen que sea aún más importante reducir la trasmisión de la enfermedad tomando precauciones como ponerse mascarillas, evitar las multitudes, y tener las manos limpias. 

Aún no se sabe a ciencia cierta cómo es que va a afectar el Covid-19 a la larga. Sin embargo, investigadores de todo el mundo recomiendan que los médicos vigilen de cerca a las personas que han adquirido Covid-19 para ver cómo están funcionando sus órganos después de su recuperación.

CITROSCUTMR es una solución sanitizante y desinfectante 100% orgánica, preparada a partir de un extracto cítrico estandarizado que contiene fracciones de glucosa, fructosa y ácido ascórbico.

  • No tóxico
  • No corrosivo
  • Biodegradable

Posee actividad bactericida, fungicida, viricida, amebicida y algicida, ha demostrado efectividad contra el virus SARS CoV-2 en estudios de equivalencia, de fácil uso y diversas aplicaciones. Un gran aliado en el hogar, escuelas, industria, corporativos, gimnasios, escuelas, hospitales, y uso general.

¡Úsalo en todas las actividades que desarrolles con tus pequeños!

100% Natural y confiable

¡Conoce CITROKIDSMR! Y crea momentos divertidos e inolvidables


Bibliografía